Miércoles, 23 Enero 2019 00:00

Estilos para inspirarse (II)

Hay jardines de muchos estilos, tanto si a uno le gusta la simetría pulcra y formal como la exuberancia informal de un jardín rural inglés, el minimalismo japonés o el chic urbano contemporáneo. Si deseáis sacarle el máximo partido a vuestro jardín, es importante elegir un estilo que se amolde a vuestra casa y modo de vida. También debéis pensar en el tiempo disponible para el mantenimiento, que influirá en la elección de opciones.

Jardines Informales

Los jardines rústicos ingleses, los silvestres y los de estilo pradera son todos diseños informales. A diferencia de los formales, permiten un alto grado de flexibilidad en su diseño y planificación.

Jardines de estilo campestre

Los tradicionales jardines ingleses de estilo campestre tienen un diseño sencillo, generalmente con un sendero central que lleva a la puerta principal y macizos repletos de flores, hierbas y hortalizas a ambos lados. Si el jardín es lo bastante grande, puede incluir zonas más “naturales”, como arboledas, prados y estanques con plantas silvestres.

Los bordes de los macizos de flores se suavizan con la abundancia de plantas, dejando que las flores cuelguen sobre el sendero y suelten semillas al azar. Las plantas más típicas de un jardín rústico son: ranúnculos, pulmonarias, matacandiles (Muscari), colombinas, narcisos y tulipanes en primavera y geranios resistentes, azucenas, lupinos, amapolas, campanillas, delfinios, malvas (Alcea Rosea) y peonías en verano. Las plantas se suelen elegir por las formas, texturas y colores de sus flores. Los cultivos comestibles (hierbas aromáticas, hortalizas y árboles frutales) se combinan con las plantas ornamentales, lo que contribuye al efecto de abundancia e informalidad.

La piedra natural, el ladrillo, los cantos rodados y la pizarra son los mejores materiales duros, y las simples vallas de madera son ideales para delimitar particiones.

Los jardines campestres tienen, además, un estilo relajado, con zonas de césped y macizos y arriates llenos de flores combinadas. Muchas veces se usan setos para dividir el jardín en varios espacios cerrados, con diferentes diseños de vegetación y distintos ambientes.

Jardínes rústicos

Las plantas de pradera, recomendadas por muchos diseñadores modernos, reflejan la densidad de los jardines de casa rural, pues combinan amplias extensiones de hierbas ornamentales con perennes vivaces. Las gramíneas como la Stipa y el Calamagrostis se combinan con hierbas perennes como rudbeckias, equináceas, helenios y otras asteráceas. Los diseños de pradera son adecuados para espacios amplios con mucho sol donde los mejores efectos se consiguen mediante franjas de colores llamativos.

Los jardines rústicos ofrecen un hábitat a pájaros, insectos y mamíferos. Los jardines domésticos también pueden ser silvestres, con diseños naturalistas a base de plantas con mucho néctar y árboles para anidar y cobijarse. Suelen incluir un estanque informal donde puedan vivir anfibios, reptiles e insectos. Si se dispone de espacio, se puede optar por un prado de flores silvestres que requerirá mucho sol y suelo adecuado para que prosperen las flores y hierbas silvestres.

Leído 233 veces

Asociación Española de Parques y Jardines Públicos

Dirección : C/ Madrid s/n, esquina calle Río-Humera. Pozuelo de Alarcón - 28223

Teléfono: +34 917990394 / +34 917375975
Email: secretaria@aepjp.es

ministerioIndustriaAvanza280x80

femp blanco TH150

Biodiversidad

SmartCity65

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. More details…